Pide presupuesto

Guía completa sobre la resistencia y clasificación de suelos laminados

Descubre las ventajas de los suelos laminados y cómo las clasificaciones AC4, AC5 y AC6 aseguran durabilidad en entornos domésticos y comerciales.

Los suelos laminados se han convertido en una opción popular debido a su durabilidad, estética y facilidad de mantenimiento. Normalmente, al elegir un suelo laminado, se tiene en cuenta tanto la estética como la resistencia. Con la tendencia creciente de utilizar suelos de mayor resistencia en hogares, especialmente para soportar el desgaste causado por mascotas y condiciones exigentes, es esencial entender las clasificaciones AC y las clases de uso. En este artículo explicaremos la guía completa de resistencia y clases de uso de suelos laminados, las clasificaciones AC4, AC5 y AC6 y su aplicación en entornos tanto domésticos como comerciales, destacando ejemplos de la marca Finfloor.

En Decofusta somos especialistas en la instalación de parquets y suelos laminados , trabajamos con las mejores marcas y ofrecemos a nuestro clientes un trato profesional y cercano. Si buscas una empresa seria y profesional solicítanos tu presupuesto y dale a tu vivienda un nuevo estilo.

Comedor Con Suelo laminado
Comedor con suelo laminado

Guía completa de resistencia y clases de uso de suelos laminados

¿Qué es la clasificación AC en suelos laminados?

Clasificación AC: indicador de resistencia al desgaste

La clasificación AC (Abrasion Criteria) mide la resistencia al desgaste de los suelos laminados, crucial para determinar su durabilidad en diferentes entornos. Hoy en día, las categorías más utilizadas son AC4, AC5 y AC6, tanto en aplicaciones domésticas como comerciales.

  • AC4: uso general avanzado. Adecuado para entornos domésticos con alta exigencia y comercios con tráfico moderado.
  • AC5: uso comercial intenso y doméstico exigente. Ideal para hogares con mascotas, tráfico constante, así como para oficinas y tiendas con tráfico pesado.
  • AC6: uso comercial y doméstico extremo . Perfecto para áreas comerciales de tráfico muy pesado y también para hogares que requieren máxima durabilidad y resistencia.
Perro en suelo laminado 1
Perro en suelo laminado

Ejemplo de marca: Finfloor

En la gama Finfloor, los suelos laminados están clasificados principalmente como AC5 y AC6, ofreciendo una alta durabilidad para soportar condiciones tanto domésticas como comerciales.

Resistencia superficial al rayado

La resistencia superficial al rayado es crucial para mantener la apariencia de los suelos laminados en ambientes domésticos y comerciales. Los suelos Finfloor, por ejemplo, ofrecen una alta resistencia al rayado, siendo ideales para hogares con mascotas y áreas de mucho uso. Aunque la clasificación AC ofrece una idea general de la resistencia, la resistencia específica al rayado se evalúa independientemente y es especificada por el fabricante.

Sala de estar con suelo laminado 1
Sala de estar con suelo laminado

Clasificación por clase de uso

Clases de uso: selección según el entorno

Las clases de uso indican la idoneidad del suelo laminado para diferentes entornos, desde residenciales hasta comerciales. Los suelos de Finfloor están disponibles en clases de uso 32, 33 y 34, adecuándose tanto para el hogar como para entornos comerciales.

Clases de uso residencial: aunque los suelos laminados suelen tener esta categoría, generalmente nos guiamos por la clase comercial.

  • Clase 23: uso general intenso. Recomendado para todas las áreas residenciales, especialmente hogares con tráfico frecuente y mascotas, donde se busca una mayor durabilidad.

Clases de uso comercial: esta es la clase de uso que utilizamos para orientarnos al seleccionar la más óptima para nuestro uso.

  • Clase 32: uso comercial general. Ideal para oficinas, tiendas y espacios comerciales con tráfico moderado.
  • Clase 33: uso comercial intenso. Recomendado para grandes oficinas, tiendas y áreas comerciales con tráfico pesado.
Instalacion de suelo laminado 1
Instalación de suelo laminado

Cómo elegir el suelo laminado adecuado

Para entornos domésticos

  • Para hogares con alto tráfico y mascotas elige mínimo suelos AC5 con clase de uso 32 para asegurar una mayor durabilidad y resistencia al desgaste y rayado.
  • Para áreas residenciales con condiciones más exigentes opta por suelos AC6, con la clase de uso 33, que ofrecen máxima resistencia, asegurando que el suelo soporte el uso constante y condiciones difíciles.

Para entornos comerciales

  • Para oficinas y comercios con tráfico moderado los suelos AC4 con clase de uso 32 son una opción si el presupuesto adjudicado es menor. Si se puede, un laminado AC5 con clase de uso 32 es mejor opción.
  • Para tiendas y oficinas grandes con tráfico intenso selecciona mínimo suelos AC5 con clase de uso 33 para mayor resistencia. Si es posible un suelo laminado AC6 con clase de uso 33 sin duda aguantará mejor el uso intenso.

Ejemplo de aplicación: Finfloor

Los suelos laminados Finfloor AC5 y AC6 son adecuados tanto para entornos domésticos como comerciales. Su alta resistencia los hace ideales para hogares con mascotas y mucho tráfico, así como para tiendas y grandes oficinas que requieren durabilidad ante el uso intenso.

En lo que respecta a las clases de uso, todas las colecciones de Finfloor son de Clase 33. Esto significa que garantizan una excelente resistencia al impacto, lo que las hace ideales para áreas de alto tráfico y uso intensivo. Además, la calidad del tablero utilizado en su fabricación es superior, lo que asegura una mayor durabilidad y longevidad del producto. Por lo tanto, cuando eliges una colección de Finfloor, estás eligiendo un producto de alta calidad y resistencia que puede soportar el desgaste diario.

Sin embargo, surge la pregunta: ¿Debería elegir AC5 o AC6? Sin duda lo útil es tener conocimiento sobre la resistencia del suelo que se está instalando, pero este es solo un factor entre muchos a considerar. Lo más importante es instalar un suelo de alta calidad que también tenga otras características importantes. Por ejemplo, un acabado bien hecho puede marcar una gran diferencia en la apariencia general del suelo. Además, es crucial que el tono o estilo del suelo sea de nuestro agrado, ya que esto contribuirá en gran medida a la estética de nuestro espacio. Y por último contar con una instalación profesional garantizará que el suelo esté colocado correctamente y que dure mucho tiempo. Por lo tanto, si bien la resistencia es un factor importante a considerar, no debería ser el único criterio al elegir un nuevo suelo.

Entender las clasificaciones AC y las clases de uso es fundamental para elegir suelos laminados adecuados tanto para entornos domésticos como comerciales. Con opciones como Finfloor AC5 y AC6, puedes asegurar la durabilidad y resistencia necesarias para soportar el desgaste diario en hogares exigentes y áreas comerciales. Conociendo estas clasificaciones, podrás tomar decisiones informadas para asegurar una inversión duradera y estética en tu suelo laminado.

Con esta guía completa de resistencia y clases de uso de suelos laminados y ahora que ya sabes cómo elegirlo, contacta con nosotros para renovar tu hogar con calidad, resistencia y profesionalidad.

Deja el primer comentario

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparte este artículo:

Artículos Relacionados: