Historia del parquet 1ª Parte

Decofusta
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email

Historia del parquet 1ª Parte

Cuadro de parquetistas de Gustave_Caillebotte Floor scrapers_(1876)
Cuadro de parquetistas de Gustave_Caillebotte Floor scrapers_(1876)

En la actualidad los suelos de parquet son algo muy común en nuestra sociedad y cada vez se instalan más y durante su historia han ido variando mucho su formato, forma de instalación y sobre todo sus materiales de construcción. En varios post repasaremos un poco su historia, desde los inicios hasta hoy en día, así comprenderemos mejor muchos de sus diseños actuales, y entenderemos porque utilizamos este bello material en nuestras viviendas, lugares de trabajo y lugares de ocio. Comenzamos con la historia en sus orígenes.

Restos de un barco de madera
Restos de un barco de madera

La Antigüedad.
Los primeros indicios de utilización de madera como pavimento se tienen allá por el año 3000 A.C. en los navíos que construían los pueblos egipcios y griegos. Estas civilizaciones desarrollaron técnicas de entablado entre cuyas juntas aplicaban una mezcla de estopa y betún para mejorar la estanqueidad. Se dice también que el templo de Jerusalem construido por el Rey Salomón en el siglo X AC, el santuario estaba recubierto por planchas de madera de cedro.

Primeros suelos de madera en el templo del Rey Salomon.
Primeros suelos de madera en el templo del Rey Salomon.

En estos inicios del uso de madera como pavimento estaba destinado fundamentalmente a la protección contra la humedad y el frío, por lo que el uso era solamente estructural y no decorativo. Principalmente fueron entablados de madera, unas veces clavados y otras solo apoyados, con tablas de varios largos, anchos entorno a los 30 cm, y grosores de 4 cm. En Rouen, ciudad del noroeste de Francia y capital del alto Normandía, se han encontrado entablados de madera que datan del S.II, y se han descubierto numerosas instalaciones de entablados de madera de roble, nogal o chopo anteriores al Siglo XIV que han llegado en un aceptable estado de conservación.
Los primeros parquets.

Fragmento del cuadro del matrimonio Arnolfini, tarima de madera.
Fragmento del cuadro del matrimonio Arnolfini, tarima de madera.

Parquet, palabra de origen francés en cuyo idioma parece un diminutivo de la palabra «parc» entendida en el sentido de barrera o cerramiento. Eran utilizados inicialmente como espacios elevados reservados a la alta jerarquía como un método de distinción y estaban fabricados por tablas de roble machihembradas y afianzadas sobre tablones. A comienzos del siglo XVII ya se empezó a usarse la palabra parquet como sinónimo de pavimento de madera tal y como se conoce actualmente.

Interior palacio Schonbrunn
Interior palacio Schonbrunn

Durante el Renacimiento francés en los palacios, cansados del alto mantenimiento y frialdad de los suelos de granito y mármol, se comenzaron a reemplazar por suelos de madera provenientes de países nórdicos y centroeuropeos, aprovechando de estos parquets su buen comportamiento térmico y acústico, y vieron en ellos excelentes cualidades decorativas utilizando especies próximas, como el roble y el haya del centro de Europa, coníferas y abedul en Países Nórdicos, castaño, encina, fresno en los países Mediterráneos y posteriormente se incorporaron maderas de árboles frutales, como son el cerezo y el peral, para posteriormente utilizar maderas provenientes de otros continentes, como ocurre actualmente. Estos primeros parquets tenían diseños inspirados en losetas que imitaban el mármol italiano, con lamas puestas en diagonal o formas paralelas a los muros, diseños de gran complejidad artística y que podemos calificar de auténticas obras de artes bajo los pies que los pisaban, y que se han mantenido hasta nuestros días, como el Chantilly, Aremberg o el más famoso, Versailles.

Sala de los espejos del Palacio de Versailles.
Sala de los espejos del Palacio de Versailles.

Son los Siglos XVII y XVIII donde, al incorporarse la marquetería, el parquet llegó a su máximo refinamiento y complejidad. A la variedad de especies ya usadas se incorporaron otros materiales como nácar, marfil, cuero y metales. A finales del siglo XVIII el parquet ya era considerada una auténtica moda, lo que hizo que no solo lo quisiese la clase alta, sino también gente con cierto estatus, lo que llevó a simplificar su sistema de montaje y popularización entre la clase media. Los instaladores de la época, llamados entarimadores, trabajaban con pocos modelos para dicha clase, por lo que la marquetería finalmente desapareció.

Marquetería en el palacio de San Petersburgo,Rusia
Marquetería en el palacio de San Petersburgo,Rusia

Durante el Siglo XIX se siguió simplificando la instalación y los suelos de madera se empezaron a instalar en las casas de la burguesía. También varió el formato, acortando las lamas y empleándose diseños sencillos que se han utilizado hasta nuestros días, como son el parquet a la Inglesa con junta libre o regular, la espiga y sus variantes, o la «Punta Hungría» (de estos diseños ya hablaremos en futuros posts), además los diseños en losetas o paneles pasaron a ser diseños lineales simples que se instalaban in situ mediante pequeños cortes o cajeados.

Parquet tradicional punta hungruia
Parquet tradicional punta hungría

Pese a su popularización a principios del Siglo XX el parquet todavía era considerado un revestimiento noble, pero con la industrialización revolucionó por completo su fabricación, creando con esta nueva forma de fabricar parquet nuevos oficios, como son los soleristas, enrastreladores o lijadores, además de los propios parquetistas, conocidos como hasta entonces entarimadores.

Espero que esta primera entrega de la historia del parquet te haya gustado leerla tanto como a nosotros escribirla, próximamente tendremos una segunda parte, por favor deja tu comentario y comparte este texto en tus redes sociales.

Dudas? Contactanos!!

Si tienes cualquier duda sobre nuestros servicios, o quieres contactar con nosotros, mandanos el siguiente formulario de contacto y te asesoraremos.

Solo realizamos instalaciones en: Barcelona

Tarragona, Lleida y Girona, consultar.

contactar con decofusta
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
×

Hola!!

Si tienes dudas o consultas haz clic  y te ayudamos o si lo prefieres envía tu consulta a través de nuestro formulario de contacto 

×
Ir arriba